MI FAMILIA ESPAÑOLES

HOLA: La idea de crear este blog es para ayudar a los que necesiten buscar datos de sus familiares víctimas, desaparecidos, fusilados o muertos durante o despues de la guerra civil española.
Yo estuve buscando por muchos meses a los hermanos de mi abuelo José, que creímos desaparecidos en Algeciras en el año 1938, yá que la última noticia que habíamos tenido de ellos fué en esa época y les aseguro que cuando uno recién empieza a buscar no sabe por donde. Y realmente fueron muchas las horas que busqué en listados de internet distintos y eran tantos los enlaces que me perdía y yá no sabía si los había leido o no, por las dudas los volvía a leer y así pasaban los días, por eso pensé en hacer un blog que les pueda facilitar la tarea, yá que uno tiene mucha angustia y desesperación por la injusticia, por los seres queridos que ya no están y que uno no sabe que ha pasado con ellos y quiere recuperar el cuerpo, quizás todavía en una fosa o quién sabe donde. Además en este tiempo descubrí foros donde la gente se ayuda en la misma lucha y se dan fuerza para seguir adelante, vale la pena conocerlos, todo es sin interés solamente la justicia y que nuestros seres queridos descansen en paz. Gracias a Antonio G. que me incentivó para seguir y gracias al párroco de una iglesia y su ayudante pudimos encontrar a parte de nuestra familia, hermanos de mi abuelo fallecidos pero no a causa de la guerra civil e hijos de Salvador que están vivos.

ESPAÑA

1 jul. 2009

Fosa común de Vadocondes (Burgos)

Un hombre siniestro, conocido por todos los vecinos de Aranda de Duero, que malvivió por sus remordimientos de conciencia durante toda su vida. Ese era el Blas, un temido falangista de Hontoria del Pinar (Burgos), que ajustició con su pistola a más de 100 represaliados por el franquismo al inicio de la Guerra Civil antes de alistarse en la Legión. Con la contienda acabada, paseaba a escondidas con una mano en el bolsillo sujetando su arma. Sabía el daño que había hecho y temía que alguien le matara en cualquier momento.
Ese fue el asesino de los cinco vecinos de Arauzo de Miel cuyos cuerpos fueron rescatados el pasado viernes por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Los testimonios orales de los familiares eran ciertos. En el km 7 de la carretera de Vadocondes a San Juan del Monte, apenas a 20 metros de la carretera. Ahí fueron enterrados. Un casquillo de bala fue lo primero que apareció.
Después, la tierra removida se tiñó más rojiza para avisar de que había materia orgánica. En el fondo aparecieron cinco esqueletos, hebillas y las suelas de goma de los zapatos que usaban los resineros en los años treinta. No había duda. Eran Julio Maroto, su hijo Román, Rogelio Tello y los hermanos Marcos y Salvador Parra Barrera.Los testimonios fueron recuperados por José María Rojas, un vecino de Aranda de Duero de 55 años, que es una auténtica enciclopedia viviente de la represión franquista. "Hay dos versiones de lo que ocurrió. Una dice que fueron señalados por tirar piedras a un paso de Semana Santa. La otra dice que eran muy reivindicativos en la fábrica de resina donde trabajaban y lideraron una revuelta el 1 de mayo. Esa teoría coincide con la hipótesis de que los que le encargaron a el Blas el paseo fueron
los hijos del patrón de la fábrica", detalla Rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar un comentario si lo deseas