MI FAMILIA ESPAÑOLES

HOLA: La idea de crear este blog es para ayudar a los que necesiten buscar datos de sus familiares víctimas, desaparecidos, fusilados o muertos durante o despues de la guerra civil española.
Yo estuve buscando por muchos meses a los hermanos de mi abuelo José, que creímos desaparecidos en Algeciras en el año 1938, yá que la última noticia que habíamos tenido de ellos fué en esa época y les aseguro que cuando uno recién empieza a buscar no sabe por donde. Y realmente fueron muchas las horas que busqué en listados de internet distintos y eran tantos los enlaces que me perdía y yá no sabía si los había leido o no, por las dudas los volvía a leer y así pasaban los días, por eso pensé en hacer un blog que les pueda facilitar la tarea, yá que uno tiene mucha angustia y desesperación por la injusticia, por los seres queridos que ya no están y que uno no sabe que ha pasado con ellos y quiere recuperar el cuerpo, quizás todavía en una fosa o quién sabe donde. Además en este tiempo descubrí foros donde la gente se ayuda en la misma lucha y se dan fuerza para seguir adelante, vale la pena conocerlos, todo es sin interés solamente la justicia y que nuestros seres queridos descansen en paz. Gracias a Antonio G. que me incentivó para seguir y gracias al párroco de una iglesia y su ayudante pudimos encontrar a parte de nuestra familia, hermanos de mi abuelo fallecidos pero no a causa de la guerra civil e hijos de Salvador que están vivos.

ESPAÑA

24 sept. 2009

Fosa común en el cementerio de San Rafael - Málaga

TOMA DE MUESTRAS DE ADN EN MÁLAGA

nada

Comienzan a tomar muestras de ADN para intentar identificar a los fusilados en San Rafael.
fosa cementerio San Rafael

Las pruebas recogidas entre los familiares de las víctimas se cotejarán con los restos hallados en las fosas del cementerio.

Sur.es/Málaga/21-09-2009

La Universidad de Málaga (UMA) comenzó hace unos días a tomar muestras de ADN a 300 familiares de fusilados en el antiguo cementerio de San Rafael con el fin de identificar los restos humanos hallados durante las excavaciones en el camposanto, la mayor fosa común de represaliados de la Guerra Civil y el franquismo, con más de 4.500 fusilamientos documentados.

La primera fase consistirá en la recogida de muestras de saliva y de sangre para elaborar el perfil genético de los familiares, todos ellos miembros de la Asociación para la Memoria Histórica. Para ello, profesores de la UMA tomarán datos dos días a la semana, pudiendo atender a 18 familias en cada jornada.

Después, comenzará la recopilación de muestras de las víctimas, que se realizará a partir de piezas dentales y fragmentos de huesos, según señaló el vocal de la Asociación Contra el Silencio y el Olvido y por la Recuperación de la Memoria Histórica de Málaga, Antonio Somoza. Las muestras extraídas se conservarán en el Departamento de Medicina Legal de la UMA debidamente numeradas y etiquetadas en frigoríficos a 90 grados bajo cero.

No obstante, Somoza explicó que las pruebas del ADN no son «mágicas», sobre todo cuando se habla de tantas personas, en las condiciones en las que se han conservando, y teniendo en cuenta la utilización masiva de cal que deteriora los enterramientos, por lo que destacó que el proceso resulta «bastante complicado».

La asociación, de las más grandes de España, cuenta con más de 300 afiliados, que representan a más de 300 familias, «por lo que hablamos de unos 4.500 nombres», apostilló Somoza. San Rafael es el único enterramiento de España donde se han llevado a cabo exhumaciones sin intervención del juez, gracias al acuerdo de las instituciones con la Asociación para la Memoria Histórica.

A la vez que se han desarrollado los trabajos de exhumación, también se ha llevado a cabo la investigación histórica en archivos de distintos tipos, elaborada principalmente por miembros de la asociación, según afirmó Somoza, que lamentó que haya fusilados que no tienen a nadie que les reclame, «porque muchos eran jóvenes que no tenían familia, ni hijos y que ya no tienen descendencia», señaló.


Monumento

Con estos trabajos se llegará a la penúltima de las fases del proyecto que culminará con la creación de un sarcófago de hormigón en el solar del cementerio de San Rafael, donde permanecerán los cuerpos de los no identificados en cajas numeradas.

El sarcófago, que espera estar construido en un año, permanecerá cerrado y no tendrá fácil acceso para «asegurar que no entre nadie», a la vez que «se garantiza la recuperación de los cuerpos si se logra su identificación». Además, encima del sarcófago se elevará un monumento en memoria de los fusilados con todos los nombres que están disponibles.
El rastro que no se puede borrar
El ADN pondrá nombre a los fusilados de la fosa malagueña de San Rafael.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar un comentario si lo deseas