MI FAMILIA ESPAÑOLES

HOLA: La idea de crear este blog es para ayudar a los que necesiten buscar datos de sus familiares víctimas, desaparecidos, fusilados o muertos durante o despues de la guerra civil española.
Yo estuve buscando por muchos meses a los hermanos de mi abuelo José, que creímos desaparecidos en Algeciras en el año 1938, yá que la última noticia que habíamos tenido de ellos fué en esa época y les aseguro que cuando uno recién empieza a buscar no sabe por donde. Y realmente fueron muchas las horas que busqué en listados de internet distintos y eran tantos los enlaces que me perdía y yá no sabía si los había leido o no, por las dudas los volvía a leer y así pasaban los días, por eso pensé en hacer un blog que les pueda facilitar la tarea, yá que uno tiene mucha angustia y desesperación por la injusticia, por los seres queridos que ya no están y que uno no sabe que ha pasado con ellos y quiere recuperar el cuerpo, quizás todavía en una fosa o quién sabe donde. Además en este tiempo descubrí foros donde la gente se ayuda en la misma lucha y se dan fuerza para seguir adelante, vale la pena conocerlos, todo es sin interés solamente la justicia y que nuestros seres queridos descansen en paz. Gracias a Antonio G. que me incentivó para seguir y gracias al párroco de una iglesia y su ayudante pudimos encontrar a parte de nuestra familia, hermanos de mi abuelo fallecidos pero no a causa de la guerra civil e hijos de Salvador que están vivos.

ESPAÑA

16 ene. 2009

SOLEDAD DE MÁLAGA

Soledad de Málaga
Emilio Prados

¡Ay dolor, dolor del viento, dolor del cielo y el agua, dolor de espigas tronchadas! Soledad: ¿adónde llevas la sombra de mis pisadas? Los campos que ellas conocen ya sólo mis ojos aguardan. Soledad: ¡mírame el pecho! De Málaga vengo ¡ay Málaga!, Allí tendida te quedas sobre tus calientes playas, mal herida en tus costados que sobre la mar desangras. ¡Ay, hermanos! Sostenedme, que el corazón se me para, que la sangre se me enfría y la razón se me acaba. ¡Ay soledad! ¡Soledad! ¡Roja soledad de Málaga! ¡Ay soledad de sus tierras! ¡Ay soledad de sus fábricas! ¡Ay soledad de sus puertos y soledad de sus plazas! Málaga, no me golpees tan duramente en la espalda, que pesas como una piedra y cortas como navaja.

Llevo tu recuerdo a cuestas Igual que dos negras alas que muerta viva me llevan por la conciencia de España. ¡Ay Málaga!, ni los peces quieren ya estar en tus aguas: los pájaros por el cielo se van huyendo a bandadas; triste la flor que puede separarse de sus rama.

Desprendida de mis tierras, quedando al salir mi casa, viene llena de cenizas y cargada de amenazas, dejándome el corazón hecho temblor de sus llamas y trayéndome en el pecho en lugar suyo, esta llaga, que si en mi dolor se hunde, entre mis odios se agranda. Negro pozo es de terror: roja campana de alarma que si da luto a mis venas también en fuego las alza.

A montones nos salimos cuando la negra metralla tronchó el último jardín y la fuente más lejana. Por los montes, por los riscos, por las carreteras anchas, Junto a las aguas del mar, por las estrechas cañadas, como un rebaño perdido nuestro dolor rebosaba. ¡Qué agudas alas de muerte por las nubes acechaban! ¡Qué alucinación el mar, dragón de hierro en sus aguas, erizando sus cañones clavó en nosotros sus garras! Entre las sombras del monte, bajo el crujir de las balas, perdí lo que más quería, perdí lo que más amaba. Hijos ¿dónde os encontráis? Vuestros pies, ¿por dónde marchan? ¿Os mueve acaso la vida o vuestra sangre cuajada en las piedras del camino aguardan nuestra venganza? Mala noche, viento negro Que aún desgarra mis entrañas. Cuchilla de mi dolor ¡qué honda por mi pecho bajas!

Mas si en mis ojos no hay sueño, si en mi memoria no hay calma, no ha de enturbiar el recuerdo la voluntad que en mí clama. Si desfallece mi cuerpo, si se dobla como planta reseca por el ardor de mi corazón en ascuas, corre firme por mis venas toda mi sangre inflamada, y si mil hijos tuviera, de nuevo los entregara, si al perderlos con su muerte pudiera librar a España. Hermanos, si mi tristeza, si mi soledad desgarra, es soledad sólo mía, soledad de mis entrañas. Y si Málaga me duele, si en mi pena está clavada, mi dolor es sólo mío, cansado de mis jornadalineas. mi tristeza, compañeros, mi soledad desgranada gota a gota en el olvido hundirá el tiempo en sus aguas, mas hay tristeza, ¿sabedlo!, tristeza que no se calma, pues si el fascismo mordiera sobre las tierras de España ¿qué olvido habrá para el llanto si es la libertad esclava? quede Málaga en ruinas, muera mi angustia en sus llamas, sufra yo el dolor, si sirve mi ejemplo como campana, que cuando España esté libre serán mis hijos sus alas.

(Fragmento de poema escenificado) Alicante Rojo, Órgano de la 71 Brigada Mixta, nº 6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar un comentario si lo deseas